29.3.10

Extracto de Nieve de Orhan Pamuk

- No quiero que te alejes de mí- le dijo a Ipek-, porque estoy horriblemente enamorado de ti.
- Ni siquiera me conoces - Respondió Ipek.
- Hay dos tipos de hombres - dijo Ka con tono pedagógico -. Los primeros, antes de enamorarse, tienen que saber cómo la mujer se come un bocadillo, cómo se peina, qué tonterías le preocupan, por qué se enfada con su padre y todas las historias y leyendas que se cuentan sobre ella. Los segundos, y yo soy de ésos, necesitan saber muy poco para poder enamorarse.
- O sea, ¿que estás enamorado de mí porque no me conoces? ¿De verdad crees que eso es amor?
- Así es el amor por el que uno lo daría todo - contestó Ka.
-Y tu amor por mí se acabará cuando sepas la manera en que como bocadillos y lo que me preocupa.
- Pero por entonces nuestra intimidad será más profunda y se habrá convertido en un deseo que envolverá nuestros cuerpos, en una felicidad y en unos recuerdos comunes que nos unirán aún más.
- No te levantes, quédate ahí sentado en la cama - dijo Ipek -. No me beso con nadie mientras mi padres esté bajo el mismo techo - al principio no se opuso a los besos de Ka pero luego le empujó -. No me gusta cuando mi padre está en casa.
Ka la besó en la boca a la fuerza una vez más y por fin se sentó a un lado de la cama.
- Tenemos que casarnos cuanto antes y huir juntos de aquí. ¿Sabes lo felices que seremos en Frankfurt?
Se produjo un silencio.
-¿Cómo puedes enamorarte de mí cuando no me conoces en absoluto?
- Porque eres hermosa... Porque me imagino que seremos felices juntos... Porque puedo decírtelo todo sin avergonzarme. Me imagino continuamente que hacemos el amor.

1 comentario:

Jamie dijo...

Love your blog so much, kisses